Una temporada de caza muy especial

ILUSIÓN

Con mucha ilusión empecé lo que para mi seria una temporada muy especial. Especial por varios motivos, alguno muy triste, pero otros muy ilusionantes como el ser mi primera temporada de caza y no seria de acompañante si no de cazador.

El Comienzo

En mis ocasionales salidas pues iba de mero acompañante y hacia las labores de cobro de las piezas abatidas con lo cual mi experiencia con los tiros era nula o escasa así que como todo futuro cazador que se preciara lo primero era lo primero, la obtención del curso de cazador y posteriormente el permiso de armas.

Tras todos los pasos burocráticos pertinentes y con toda mi documentación en regla lo siguiente era empezar a dar mis primeros tiros, y para tal nada mejor que empezar a ir a las canchas de plato para hacerme a los tiros en movimiento, algunas veces solo y en otras ocasiones con amigos, que algunas nociones sobre tiro me diesen.

 

La Media Veda

Comenzaba la media veda con 2 citas muy importantes, que pondrían a prueba todo lo ensayado, las palomas y los conejos dos modalidades desconocidas para mí y, pero a la vez retos a superar.

Para ir tras las palomas acudimos el primer día de la media veda a Argallon, pueblo situado entre Fuente Obejuna y Azuaga a la Finca Torilejo acompañando a mi amigo Alberto Ortiz y su hija María donde soportamos un calor de justicia a más de 40º

Acudimos a la Finca el Judío en el Viso del Alcor, donde pude lograr mis primeros conejos en un sitio digno de privilegiados.

La General del Zorzal

Este era el momento mas esperado por mi y donde mas chascos me lleve, comenzando con mi primer coto que cogí que fue una autentica estafa en toda regla en Aroche- Huelva seguido de varias fincas de amigos que frecuente tanto en San José Del Valle en Cádiz como en Almendralejo en Extremadura donde había mas decepciones que alegrías en un año plagados de altibajos importantes de pájaros en una temporada según los entendidos demasiado mala, y va y tiene que tocarme a mí.

Ni en Extremadura, Talavera la Real, Badajoz, Cañaveral de Cáceres en tiradas concertadas logre hacer en toda la temporada ni los 100 zorzales abatidos.

Toco a su fin

Sin lugar a dudas me quedo, lo primero con la incorporación a mi familia de Rufa De Bretones del Aljarafe, de Don José María Barrera fantástico criador y mejor persona, ofreciéndome la oportunidad de poder comprar un cachorro de Breton con una vitalidad y calidad solo digno de privilegiados y donde tengo puesta mi ilusión para la próxima temporada que me de tantas alegrías como ganas que le pongo en su adiestramiento.

 

    Aunque el verdadero valor de esta temporada son esos momentos únicos e inigualables que el campo me ha brindado, momentos mágicos que jamás se volverán a repetir y sobre todo ya que nunca más volveremos a cruzarnos en ningún amanecer.

 

Antonio J. Baro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.